15 de septiembre de 2020 por Te cambio tu coche en Legalidad

¿Es obligatorio dar garantía en una compraventa entre particulares?

¿Es obligatorio dar garantía en una compraventa entre particulares?

La adquisición de un coche usado conlleva un nivel importante de escepticismo y desconfianza. Puede haber matices y diferencias entre paises, pero lo cierto es que esa sensación es universal. No importa que se trate de una compraventa o un cambio de coches, una opción muy interesante y cada vez más frecuente en todo el mundo.

En 1960, el partido demócrata de los EEUU lanzó un lema de campaña brillante, que hizo perder las elecciones a Richard Nixon frente a John Kennedy: ¿Compraría usted un coche usado a este hombre? Una foto de Nixon sobre esta pregunta representó, para millones de votantes, la mismísima imagen de la deshonestidad. Yo creo que es difícil encontrar un ejemplo mejor de cómo un hecho histórico ilustra a la perfección una reacción natural: la desconfianza ante la compra de un coche usado.

La respuesta a la pregunta del título es NO, un propietario particular no tiene la obligación de dar una garantía sobre la venta de un vehículo usado. Pero que nadie se frote las manos todavía, porque los textos legales tienen la poderosa cualidad de ser siempre interpretables y, por si fuera poco, España es un lugar del planeta que lleva la picaresca en su description tag. Nadie está obligado a dar esa garantía, pero todos estamos obligados a cumplir con el Código Civil.

Lo ideal sería reflejar en el contrato privado de compraventa las faltas y defectos que pueda presentar el vehículo en el momento de su venta. Esto constará como una declaración por parte del vendedor y una aceptación por parte del comprador, pero no eximirá del cumplimiento del Art. 1.484 del Cod. Civil si fuese necesario.

Cuando no existe tal declaración, pero sí que aparecen fallos sospechosos, es posible que el vendedor tenga que hacerse responsable de subsanarlos. Estaremos hablando entonces de vicios ocultos.

Vamos a estos vicios ocultos en 2 grupos, porque cada uno se resolverá de diferente manera:

  • Grandes fallos o averías que harán el vehículo completamente inhábil para el uso al que iba a ser destinado.
  • Fallos y averías de diversa índole y/o importancia, que afectan claramente al valor real del coche y que habrían cambiado la decisión o el precio de compra del mismo.

En el primer caso estaríamos en presencia de entrega de cosa diversa o “aliud pro alio”, que tiene lugar cuando existe pleno incumplimiento por inhabilidad del objeto y consiguiente insatisfacción del comprador, que puede solicitar la resolución de la compraventa y acudir a la protección dispensada por los artículos 1124 y 1101 del Código Civil. En estos casos, el comprador tendrá derecho a una indemnización por daños. Si se opta por reclamar el incumplimiento del contrato, se dispondrá de un plazo de 5 años, que es el general de prescripción previsto en el artículo 1964 del Código Civil.

En el segundo caso, el código civil concede al comprador una protección llamada de acciones edilicias, que le permitirán reclamar el saneamiento de los defectos ocultos. El plazo máximo para emprender esta reclamación será de 6 meses desde la fecha de compra.

En cualquier caso de reclamación entre particulares, los hechos denunciados deberán ser acreditados pericialmente. Además será necesario:

1.- Que el vicio o defecto en el vehículo NO esté a la vista.

2.-Que el comprador, por su profesión, no hubiera sido capaz de detectarlo cuando se llevó a cabo la compra.

3.-Que el vicio o defecto fuera preexistente en el momento de la venta.

4.-Que se ejercite la acción en los 6 meses posteriores a la entrega.

En la regulación que hace el Código Civil, artículo 1486, hay que distinguir:

– Si el vendedor NO conocía los vicios o defectos ocultos, el comprador podrá optar entre:

  1. Desistir del contrato, abonándosele los gastos que pagó
  2. Rebajar una cantidad proporcional el precio, a juicio de peritos

– Si el vendedor los conocía y no los manifestó al comprador, éste tendrá la misma opción y además se le indemnizará de los daños y perjuicios, si opta por la rescisión.

Nuestro consejo: Ante la compra de un vehículo usado entre particulares

  • Procurar ser honestos, porque intentar engañar puede salir muy caro.
  • Contratar un seguro de garantía mecánica sobre vehículo usado. Su precio ronda los 500€, se puede negociar como parte del precio total, y convertirá la operación en una experiencia segura y recomendable.

Dejar un comentario

Recibe las mejores ofertas

Suscríbete a nuestro newsletter para mantenerte al tanto de los mejores anuncios